• El cabello de cada persona es diferente

    Una persona tiene de 85.000 a 140.000 cabellos, dependiendo de la estructura y color del cabello. Normalmente, alrededor de 60 a 100 cabellos se caen por día. Por ejemplo, las personas rubias tienen mucho más cabello que las personas con cabello oscuro, un promedio de 140.000 cabellos para las rubias y 100.000 para las personas morenas. Sin embargo, el cabello claro es generalmente más delgado y delicado.

    Puede haber una gran variación en el cabello de persona a persona.  Por ejemplo, toma todas las tonalidades de color, de rubio blancuzco a negro profundo, y todas las variaciones de apariencia, de liso a rizado y de delgado a grueso. Hay miles de combinaciones diferentes. La estructura, el color y la cantidad de cabello son características genéticamente predeterminadas en cada persona y cada una de ellas está estrechamente vinculada a las otras dos.

  • Estructura del cabello

    El cabello es alrededor de un 80% proteínas, 10-15% agua y 5-10% pigmentos, minerales y lípidos.

    El cabello tiene dos componentes diferentes: el tallo piloso que sobresale de la piel y las raíces que yacen debajo de la superficie.

    El tallo piloso está compuesto principalmente por 3 capas. La capa externa, llamada cutícula, es importante principalmente por sus funciones de protección. Así como las tejas de un techo, muchas capas de células superpuestas que descansan una sobre otra forman una superficie suave. Diferentes influencias internas y externas pueden conducir a la formación de rugosidades en la cutícula. Esta superficie áspera hace que el cabello luzca opaco y poco saludable.

    El núcleo del cabello se llama corteza, lo que constituye el 80% del cabello. Se compone de minúsculas fibrillas que están trenzadas conjuntamente para darle mayor estabilidad a las fibras más largas. Los pigmentos del color natural del cabello están almacenados allí. Estas fibras de queratina  (moléculas albuminoideas) son importantes para la estructura del cabello y su elasticidad.  El núcleo del cabello está formado por la médula (tuétano del cabello.) Es más, un lípido producido por la glándula sebácea cuya tarea es mantener el cabello flexible, se encuentra debajo de la piel. Algunas veces, esta glándula produce mucho o muy poco lípido lo que hace que el cabello se vuelva fibroso, seco o quebradizo. 

  • Crecimiento del cabello

    El cabello crece alrededor de 1 cm por mes. Después de un periodo de tres a siete años de crecimiento, la papila muere y las raíces del cabello se contraen y se degeneran. Entonces, el cabello se cae y da espacio para que uno nuevo brote de la papila regenerada. El crecimiento del cabello se mantiene uniforme porque todo el cuero cabelludo nunca está en la misma fase al mismo tiempo. Una pérdida de 60 a 100 cabellos por día es completamente normal.

    El músculo erector del pelo es una reliquia de nuestro cabello pasado. Esto era lo que hacía que la piel se tensara y el pelaje se mantuviera recto, fuera para conservar el calor durante la época fría, o para ahuyentar a los enemigos al enfrentar el peligro. La glándula sebácea excreta sebo, una secreción aceitosa que asegura la elasticidad del cabello y la piel.

  • El color natural del cabello

    Cada ser humano tiene su propio color natural de cabello, pero ¿qué determina este color y por qué hay tantas tonalidades naturales diferentes?

    El color natural de tu cabello depende de la cantidad de pigmentos diferentes que hay en este. Cada cabello consiste de una mezcla única de dos tipos naturales de melanina: pigmentos negros/marrones llamados eumelanina y pigmentos rojos/amarillos llamados feomelanina. El color del cabello depende de la combinación de estos pigmentos (negro profundo, marrón claro o rubio.)

  • Shampoo - El suave limpiador

    La palabra “shampoo” es un préstamo lingüístico de una palabra Hindi que significa “masajear”.  El primer shampoo apareció en 1904 en forma de talco.

    A través del lavado, el shampoo remueve el exceso de aceites naturales, sudor, células muertas de la piel y residuos de productos de cuidado y peinado del cabello. El ingrediente más importante es una combinación de tensoactivos que forman una espuma fina y porosa y que limpian el cabello cuidadosamente sin estropearlo.

    Un shampoo con un valor de pH de 5 a 6 es ideal para el cabello y el cuero cabelludo. Los shampoos de buena calidad también contienen ingredientes hidratantes como el pantenol, que ayuda a regenerar la estructura del cabello y a preservar su elasticidad. Una amplia gama de shampoos son fabricados para satisfacer todos los hábitos de cuidado del cabello, los tipos de cabello y los problemas del cuero cabelludo.

  • Acondicionador – Para después

    El acondicionador o rinse pertenece a la rutina básica de cuidado del cabello largo. Uno puede ver cuán indispensable es el uso del acondicionador después de cada lavada. El cabello mojado parece lucir opaco y  poco manejable, los cabellos se enredan, y al peinarlos con dificultad se maltratan.

    Esto es exactamente lo que un acondicionador previene, ya que hace que el cabello sea más fácil de peinar y lo protege de diferentes influencias exteriores. Permanece en el cabello por un corto periodo de tiempo y proporciona ingredientes activos a la capa exterior de la cutícula, lo que alisa y suaviza el cabello al instante.

    El acondicionador puede aplicarse después de cada lavada y hace que el cabello se vuelva suave como la seda y fácil de peinar. El acondicionador tiene un efecto que perdura hasta la siguiente lavada.

  • Tratamientos – Para cuidado extra

    Tratamientos intensivos para el cabello

    Los tratamientos para el cabello proporcionan cuidado intensivo y son un verdadero beneficio para el cabello. Estos combinan  sustancias regenerativas con una alta concentración, las cuales  circulan con la ayuda de una emulsión en el interior del cabello. Se masajean en el cabello húmedo y transfieren su fibra aglutinante directamente al núcleo del cabello. Los tratamientos intensivos se deben dejar en el cabello por 2 minutos. El cabello se regenera notablemente. Debido a su intensidad, estos tratamientos tienen un efecto  continuo que dura a través de varias lavadas.

    Cuando se aplican tratamientos, es especialmente importante lograr un grado óptimo de cuidado. Entre más dañado esté el cabello, con mayor frecuencia se deben aplicar los tratamientos.

    Los tratamientos se diferencian en los ingredientes, la aplicación, y sobre todo, en el nivel de intensidad. Ciertos productos resuelven problemas de cabello específicos como puntas abiertas, cabello muy dañado o sólo son para la retención de la coloración.

    Productos de reparación al instante

    Un tratamiento sin enjuague, usualmente se masajea en el cabello o se rocía en este. La ventaja de estos tratamientos es que no tienen que enjuagarse, lo cual ahorra tiempo y el cabello logra un cuidado duradero sin apelmazarse.

  • Productos para peinar

    Estos productos ayudan a crear un estilo y peinado para el cabello. Se aplican en cabello húmedo o seco, dan más elasticidad y volumen, y ayudan a proteger el cabello del daño de influencias externas. Además, previenen los cabellos revueltos y proporcionan una mayor fijación.


    La gama de productos incluye lociones, sprays o espumas para peinar.

  • Lacas

    Las lacas proporcionan el acabado perfecto para tu peinado. Protegen el cabello del viento, de la humedad y del sol, proporcionan la fijación necesaria, dan brillo y ayudan a la efectividad de otros productos de peinado.

    Aunque también están disponibles en atomizador, las lacas son un producto clásico en aerosol. En otras palabras, se distribuye en el cabello de manera precisa con la ayuda de un propelente.

    Al igual que otros productos de peinado, los ingredientes básicos de las lacas incluyen formadores de película, y en este caso, en conjunto con una combinación de disolventes y propelentes (seguros para el ozono y libres de gases CFC como el butano, el isobutano y el éter dimetílico.)

    Se hacen mayores exigencias a la laca que a cualquier otro producto de peinado: ésta no debe solamente fijar el peinado en su lugar sino que también debe mantener la elasticidad natural, debe ser resistente a la humedad pero también fácil de enjuagar, debe rociarse de manera precisa y secarse rápidamente, y también debe proteger el cabello de influencias externas y humectarlo al mismo tiempo.

  • Espuma de peinar

    Desde los 80s, las espumas para peinar han remplazado las lociones para peinar ya que las primeras ofrecen varias ventajas en su aplicación: no gotean y son fáciles de repartir y distribuir a través del cabello, así que el cabello no se pega.

    A lado de los agentes en aerosol y los tensoactivos, los productos líquidos y en espuma para peinar se diferencian un poco en sus ingredientes básicos. Ambos contienen formadores de película y sustancias nutritivas como sus ingredientes básicos. Las resinas sintéticas cubren el cabello con una capa estable, dándole estabilidad y fijación. La cantidad de esta capa se establece de acuerdo al grado deseado de control del peinado. Los polímeros catiónicos hacen que el cabello sea más fácil de peinar y evitan la acumulación de la estática. El agua y alcohol se usan como disolventes. Los propelentes en las espumas para peinar de hoy en día son gases seguros para el ozono como el propano, butano e isobutano.

  • Coloración permanente - ¿Cómo funciona?

    La coloración permanente es la mejor forma de darle a tu cabello un color duradero y de cubrir las canas. Las coloraciones permanentes están formadas con diferentes componentes. Primero, un medio alcalinizante abre la estructura del cabello, para que luego, los pequeños pigmentos de color y un oxidante, puedan entrar en el interior del cabello. Incrustados en el cabello, los pigmentos de color, en esta etapa todavía incoloros, y el oxidante crean la tonalidad que le da al cabello  su resultado final de coloración. Después de esto, la superficie del cabello se suaviza con el acondicionador para sellar el color en el cabello. La coloración permanente tiene que nacer de tu cabello.